Laboratorio__ Proyecto CASA DESMONTADA. Manuel Granados

Proyecto CASA DESMONTADA. Manuel Granados

Asistimos, desde hace ya décadas, a una desmaterialización paulatina cuyo origen podemos rastrear, casi como una premonición, en el arte de las Vanguardias, con el inicio de la abstracción, para hacerse realmente fuerte en el arte Conceptual de los años 60 y 70. La era digital supuso el comienzo de la globalización virtual en el terreno económico y político; pero la verdadera revolución de lo inmaterial, en lo sociológico y cultural, llega de la mano de las nuevas tecnologías aplicadas a la información, comunicación y conexiones virtuales. Éstas no han hecho más que acelerar el proceso de disolución de lo físico y objetivo en lo ideológico y virtual. 

Esto repercute ampliamente en la percepción y la experiencia de lo sensible. Nuestra manera de ver el mundo está siendo afectada por una dislocación del terreno material; lo que conlleva, en este primer estadio, a una fase de confusión física, mental y emocional para el individuo. 

En este contexto de realidad material tambaleándose y mundo virtual en construcción, faltan pautas de comportamiento; no existen referentes válidos a los que recurrir, ni bases sobre las que fundamentar los nuevos códigos. La instalación Casa desmontada y cuerpo virtual, es la metáfora con la que se describe cómo se vive en el centro de dos realidades difusas que se solapan; lo que conocemos se está desarmando, los modos de relación y los objetos que hemos heredado ya no tienen cabida con el sentido que tuvieron. La memoria de lo anterior no responde a la difícil tarea de equilibrar entre lo que ya no sirve y lo que todavía se revela como vago y  cambiante. El resultado es un día a día caótico y abrumador que embota los sentidos e incapacita para la acción constructiva. 

Es natural sentirse perdido en un mundo confuso. ¿Cómo conocerse, imaginarse o empatizar con el otro en un terreno es movedizo? Es por ello que, en la segunda parte de la instalación, se dispone de una multitud de escenarios que invita al espectador a adentrarse en la percepción de la nueva realidad que vivimos, un mundo de posibilidades virtuales por explorar;  N dimensiones para una paisaje se convierte en una investigación, una necesidad de búsqueda de realidades que ofrezcan opciones habitables para todos. 

Lo que se presenta en este proyecto es un mundo en transición donde se entremezclan las dimensiones física, que no es posible conocer en toda su amplitud, un tiempo histórico cuya memoria se desvanece y el ámbito de lo virtual, construido toscamente como una existencia en paralelo. La integración de todo ello se manifiesta como un futurible incierto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s