Texto__ LA FOTOGRAFÍA EN EL PERÍODO ENTRE GUERRAS. La Nueva Visión frente a la Nueva Objetividad



Frente a la llamada Nueva objetividad que se desarrolló en La República de Weimar en la década de los años 20 (nacida como respuesta al Expresionismo subjetivo imperante en la pintura, el cine y la fotografía), se opuso la Nueva Visión cuyos principios fueron desarrollados por el fotógrafo Moholy-Nagy.La Nueva Objetividad, ideología estética representada por Albert Renger-Patzsch, pretendía captar la realidad sin la interpretación del artista, es decir, dejar la cámara fija frente el objeto, sujeto o hecho a fotografiar y documentarlo encuadrándolo en el centro, sin ningún recurso estilístico que alterara la percepción neutral del espectador. 

Nueva Objetividad de Albert Renger-Patzsch

Sin embargo, en el efervescente caldo de cultivo de las Vanguardias, la Nueva Visión proponía traspasar los márgenes de lo convenido para desafiar al espectador enfrentándolo a imágenes desconocidas. La ligereza de los equipos y la rapidez que proporcionaban los objetivos más luminosos y las películas más sensibles fueron aprovechados por estos fotógrafos, jóvenes y espontáneos, para tirarse al suelo, subirse a un tejado o volar en globo. 

La Nueva Visión de László Moholy-Nagy
La Nueva Visión de László Moholy-Nagy

De esta manera encontraron nuevas perspectivas que dieron imágenes que remitían a las vanguardias Constructivistas (Suprematistas y De Stijl) cuyas geometrías abstraían de la realidad orgánica: el mundo se hacía extraño al espectador. 

Es necesario contextualizar lo que debió suponer contemplar el mundo desde el cielo o a ras del suelo o girar la línea del horizonte para ponerla en diagonal; podemos hacernos una idea si lo comparamos con lo que se sintió, en décadas más recientes, al ver La Tierra fotografiada desde el espacio o contemplar las calles que transitamos con el google earth: sentirse una hormiga en una extensión que desde la distancia nos es ajena, desconocida, insólita, sorprendente, misteriosa,… pero sobre todo nos hace tomar conciencia de lo minúsculos que somos y lo aislados que estamos. 

Un ser y estar que altera necesariamente todo el sistema de pensamiento centralizador basado en la supremacía de la humanidad sobre el resto de la naturaleza y apela a una revisión de la idea de trascendencia del individuo. Sólo el cambio en el ángulo de visión, que obliga al ojo a adecuarse a una nueva realidad, además de producir nuevas estéticas atrayentes por desconocidas, reproduce una verdad que estimula el activismo social y político.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s